En este blog encontrarás...


recetas de cocina explicadas para principiantes y cocineros torpes en general, para cualquiera que tenga poca experiencia entre fogones. Cada receta va acompañada de un completo paso a paso en fotografías con el que el éxito queda garantizado. Sorprenderás a tus padres, a tu familia e incluso a ti mismo. Coge la sartén por el mango y disfruta de la buena mesa.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Pastel de Pan

Hace tiempo comenté que había empezado una dieta. Milagrosamente aún no la he dejado y estoy casi a punto de llegar a mi peso ideal. Lo malo es que le he cogido un poquito de manía a la cocina, ya que en los últimos meses los ingredientes que he podido utilizar han sido sota caballo y rey, vamos, siempre lo mismo y acaba una hasta el gorro de filetes a la plancha.



Ésta es la razón, que no otra, por lo que apenas me he pasado por vuestros blogs ni he subido nada nuevo al mío: porque me dais envidia cochina de las tartas y postres tan ricos que hacéis y porque yo en mi casa no he cocinado nada interesante.
De todas formas, tenía pendiente de antes de la dieta enseñaros este pudding de pan que hice, que, como todo lo que me gusta subir, es muy sencillo y resultón.

Ingredientes:
- una barra de pan que se os haya quedado duro un par de días (más ya es demasiado)
- leche
- 2 ó 3 huevos
- canela
- azúcar

Lo primero que vamos a hacer es trocear el pan y ponerlo en una fuente con leche para que se empape bien y se ponga blandito. Es el paso que veis en la foto.



Mientras que se ablanda, en un bol ponemos los huevos, el azúcar y canela. Las cantidades de azúcar y canela van a depender sólo de vuestro gusto ya que al no estar usando harina cruda, sino pan, lo peor que nos puede pasar es que el pastel nos sepa más a pan que a pudding dulce, pero ya está. Yo recomiendo echar al menos un vaso de azúcar si sois golosetes.



Una vez hecho esto toca mezclar las dos cosas: el pan y los huevos batidos. Lo haremos de la siguiente manera. Con la mano vamos cogiendo trozos de pan chorreantes de leche y los apretamos bien para que escurran lo más posible y los vamos añadiendo al bol del huevo batido. Cuando hemos acabado con el pan removemos bien y si ha quedado demasiado espeso le añadimos un poco de leche.
Para terminar vertemos esta mezcla en un molde y lo dejamos en el horno a temperatura media de unos 175º hasta que cuaje, aproximadamente 30 minutos.

Para saber si ha cuajado bien, abrimos el horno y pinchamos el pudding con una aguja larga, si ésta sale mojada es que le falta un ratito, si sale seca o casi seca, ya podemos apagar el horno y dejarlo enfriar antes de desmoldarlo.

¡Que os aproveche!

1 comentario:

Ajomini dijo...

Me encantan estos platos tan sencillo, tan económicos y encima te permiten aprovechar el pan duro... recuerdo que en mi casa mi madre hacía parecido, hace años. Seguro que lo hago un día de estos.

para más recetas